Inevitablemente, “la Boda Real”

Mucho se ha hablado del bodorrio en cuestión, pero aquí nos ceñiremos estrictamente al ámbito comunicativo, que para otras cosas ya están todos los programas “rosa”.
Hoy quiero comentar (no sé si otro día tendré fuerzas para retomar el tema) las críticas que he oído (principalmente en televisión) a la lectura que hizo la abuela materna de la novia, Doña Menchu, en la misa.
Es cierto que Doña Menchu hizo gala de su profesionalidad y declamó el texto. Pero lo que no puedo entender es que eso sea criticado, precisamente por los compañeros periodistas.


A estos mismos compañeros yo les preguntaría, a bote pronto, si pueden decirme algo del tema de la lectura anterior, a cargo, según creo, de un primo del contrayente. Probablemente la mayoría diría que no, porque fue la típica lectura monótona de iglesia que invita a la distracción y a pensar en cosas como planificar la agenda, o lo que falta en la nevera.
Sin embargo, fuimos muchos los que prestamos atención a Doña Menchu, no sólo por el tono empleado, sino por lo que decía, gracias como no, a ese tono empleado.
Desde luego estoy convencida de que si las lecturas en la iglesia se hicieran habitualmente así, serían muchos más los “católicos no practicantes” que empezarían a practicar, pues el evangelio tiene pasajes hermosísimos que invitan a la reflexión, pero que normalmente pasan desapercibidos para la mayoría de asistentes.

Subscribe:     Blog   Podcast   iTunes


2 comentarios

  1. adelgado dice:

    El amor es comprensivo, el amor es servicial y no tiene envidia; el amor no presume ni se envanece; no es mal educado ni egoísta; no se irrita, no lleva cuentas del mal; no se alegra con la injusticia, sino que goza con la verdad. Disculpa sin límites, aguanta sin límites. El amor no pasa nunca.

  2. Grohl dice:

    A veces se critica por la necesidad de crear noticia de donde no la hay.
    Hay que pensar que Menchu es una persona que “criticable” porque no pertenece a la realeza.
    Un ejemplo clarisimo es lo referente a los trajes y vestidos. Dependiendo de quien lo lleve , unas veces es hortero y otras es original.
    Si la abuela de Letizia pone una entonación casi teatral, indudablemente será cuestionado.
    Si alguien de familia real apenas se le entiende cuando habla, se le llama “campechano y cercano al pueblo”
    Particularmente creo que se hace una montaña de todo. Nadie se queda con la esencia de las cosas.
    En fin …

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando es porque acepta de las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR