Cuestionar los medios

Cuestionar los mediosHace ya bastante tiempo que oí hablar por primera vez de lo que era un weblog. En aquel entonces, muchos periodistas (principalmente corresponsales de guerra) los utilizaban como un modo de poder publicar los artículos que sus medios no les permitían publicar, y es lo que se conoce como warblogs . Aunque es cierto que ya llevaban mucho tiempo usándose.

Hoy en día el uso de weblogs se ha generalizado y cualquier persona puede tener el suyo propio en esta biblioteca inmensa que es internet.

La diferencia está en que en las bibliotecas reales hay unos criterios determinados para seleccionar que volúmenes entrarán a formar parte de la colección. Mientras que en internet como ya hemos dicho, “cualquier” persona, “cualquier” idea encuentra su hueco y su modo de difusión indiscriminado.

Esto, evidentemente, es un arma de doble filo. Por un lado, culturas minoritarias, etnias desfavorecidas, etc, pueden encontrar su voz y su manera de ser escuchadas aún fuera del circuito mediático imperante en occidente, cuyo criterio de selección de noticias (agenda setting) está más condicionado por intereses empresariales que periodísticos.

Pero por otro, cualquier descerebrado puede difundir cualquier estupidez, y si no, no hay más que remitirse a las noticias falsas o “fakes” que con tanta frecuencia se distribuyen rápidamente por Internet con pocas posibilidades de que su corrección de difunda a la misma velocidad.

Y aquí estoy yo, periodista por vocación, que en ocasiones siento la egocéntrica necesidad de exponer públicamente mis reflexiones en distintos campos. Por eso surge este weblog, sobre todo como punto de partida para que nos cuestionemos todo la información que recibimos a diario de los medios de comunicación convencionales: prensa, radio, televisión y por qué no, la prensa electrónica también.

Espero que me ayudéis en la tarea y podamos debatir sobre éste y otros muchos temas.

Sonia Blanco

2 comentarios en “Cuestionar los medios”

  1. Bienvenida Sonia 🙂
    Respecto a lo que comentas, te diré que cada vez más, los fakes e informaciones falsas son desmontadas muy rápidamente. Quizás el problema esté en que esos “desmentidos” se quedan en círculos muy especializados sobre las difentes materias.

  2. Sonia:
    Es increíble la aureola de verdad con la que aparece retratada la Red de Redes en cuanto se le quiere representar de una manera idealista. Se le otorga una credibilidad total y definitiva, sin permitirnos -casi de facto- cuestionar su validez. Será que aún conservamos la atávica costumbre de creernos a pie juntillas todo aquello que está escrito, pero incluso ahora más, porque esas letras tienen colores, movimientos y estan acompañadas de fotos y movimientos como en los multiples espectáculos de animación en flash que inundan el Internet; si, esos en donde prima la forma por encima del fondo, la estética por encima del contenido.
    Estamos perdiendo (si es que aún la conservamos) la capacidad de discernir y sólo nos queda la de asimilar, con una increíble voracidad fagocitaria, todo aquello que nos es presentado en un medio audiovisual, tan sólo por el indolente placer de comer lo que nos sirven y no comer lo que queremos o necesitamos.
    Sin embargo no todo está perdido, aún hay ínsulas de análisis crítico que deben mantenerse a toda costa y darlas a conocer a todo aquel que se sienta en la necesidad de plantarle cara a la ñoñez que exhiben, en gran medida, los medios de comunicación.
    Adelante con ésta, tu nueva singladura periodística, ahora en el éter virtual y que sea otra de esas ínsulas que nos devuelvan la fe en la capacidad crítica y cuestionadora del ser humano.
    Muchas felicidades.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando es porque acepta de las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies