RONDA SE VISTE DE…

BIENAL INTERNACIONAL DE CINE CIENTIFICO DE RONDA
No es que seamos adivinos, Es que los planteamientos de la Fundación Unicaja, para con el medio audiovisual, son de niños de primaria. Nunca lo tuvieron claro, nunca supieron ver cual es el lugar de los mass media en la sociedad actual. Y así han rechazado reiteradamente proyectos que llegaban a sus puertas, en solicitud de apoyos, y que más tarde, en otros estamentos y entidades, han sido todo un éxito
Es normal, sus dirigentes son “bancarios”, y de dinero saben mucho, muchísimo, son los que más saben de dinero del mundo, sin duda alguna. Pero de CINE, así con mayúsculas, están en cero al cociente y bajo la cifra siguiente. Y de Cine Científico, a la vista de lo que se vislumbra, por debajo de cero.


Y es que un Festival de Cine, ya sea científico, de terror, fantástico, documental… es eso: CINE. Lo fundamental en todos los festivales de cine son “las pelis”; sí, las producciones en cine o video que se presentan a concurso. Y sobre todo, las películas que, seleccionadas a concurso o no, son enviadas por sus autores para que sean vistas por el público. Porque un Festival es una ventana abierta al conocimiento de aquellas producciones que no son fácil ver en otros lugares, o son una primicia. En todos los cientos de Festivales serios, son el leit motiv, su razón de ser.
Pues bien, resulta que, en la nueva edición de Ronda tan sólo se exhiben 16 cortometrajes y, en palabras textuales de sus organizadores, según la prensa, se debe a que han optado por “sacrificar las películas” para dar cabida a otras actividades. Resulta cuando menos paradójico, que un Festival de CINE, sacrifique el cine. Si el cine no es lo más importante del festival, pónganles “Festival del mono titiritero”, así el título puede resultar gracioso, populachero si se quiere, pero no tienen la obligación de poner CINE. Aunque nos cabe la sospecha razonable, de que no había muchas más producciones de suficiente calidad que seleccionar. Al menos el oscurantismo de la inscripción así lo insinúa.
Porque contra lo que es tradicional, en todos los festivales de cine de este país y del resto del mundo, como símbolo de transparencia y sello de calidad de cara al publico, y de cara al respeto que merecen los productores, la publicación de los filmes recibidos a concurso, con todas sus fichas técnicas, brillan en esta edición por su ausencia. ¿Casi 200, según la prensa? ¿Y que han hecho con las casi 184 restantes? ¿No creen ustedes que más de uno quedará un tanto asombrado ante tamaña “selección”? ¿Es que sólo merece ser vista “le crème de la crème”? ¿Qué dirán los productores o los realizadores cuando sepan que más del 90 por ciento de los trabajos se han quedado en el armario? Sobre todo cuando festivales de cuyo prestigio nadie duda como son ‘Venecia‘, ‘Berlín‘ o ‘San Sebastián‘ proyectan aproximadamente un 30 por ciento de las producciones que reciben, mientras que Ronda, en esta edición no supera ni el 10 por ciento de las películas supuestamente recibidas.
Hemos repasado las programaciones de los últimos festivales celebrados en este país, y en todos hemos encontrado la inscripción de películas a concurso. Y cuando no estaban, ejemplo magnifico del ‘Festival de Cine Español de Málaga‘, es porque todas las películas a concurso, muchas o pocas, más bien escasas porque el cine nacional no da para más, pues eso, concursaban.
Si Ronda tenía un prestigio, sin duda alguna era porque hasta hace poco, fue el único foro de sus características en este país, donde podían verse un gran número de producciones internacionales, que de no ser ahí, nunca las hubiésemos visto, y que daban esa oportunidad (al igual que en otros en su especialidades), no solo a los ciudadanos de a pie, sino también a los muchos científicos, especialistas, cineastas, productores y demás profesionales del sector que se daban cita en esta ciudad. Todos ellos, personas de reconocido prestigio y relevancia en el ámbito internacional del cine científico.
Y además, por sus títulos se intuye que ha desaparecido de su programación, lo que sin duda era la joya del festival rondeño, los filmes de investigación y de enseñanza superior. El resto, la enseñanza media y la divulgación, eran por decirlo de alguna forma, el “gancho” para el público en general, para atraer al hombre de la calle, espectadores lógicamente no especializados y que difícilmente asistirían a los otros.
Si Ronda pierde este sello, este carisma, festivales que pongan documentales o programas de televisión de divulgación de la ciencia hay muchos Y cadenas de televisión, plataformas digitales, cadenas especializadas y televisiones generalistas, emitiéndolos las 24 horas del día, aún mas, muchísimas más. Al fin y a la postre, hace mas de 30 años que la divulgación científica tiene señalados y distinguidos especialistas y foros de resonancia internacional, en este país.
Pero los “Banqueros del Tajo”, parece que quieren “sacrificar” el nivel. A lo mejor les venía demasiado largo; eso desde luego ya lo sabíamos, pero hasta ahora lo habían disimulado. A lo mejor es que , los “organizadores” como rezaba en la convocatoria, que no la directora, incorporada como figura decorativa hace tan solo unos días, no dan para más.
No merece este festival un giro tan injusto, un tratamiento con tan poco contenido cinematográfico, con tanta carencia de coherencia con lo que desde hace más de cien años, es la implicación de la ciencia en el séptimo arte. Claro que eso pasa cuando, para organizar un evento que requiere unos conocimientos complejos en las tres áreas del Festival, la cinematográfica, la pedagógica y la científica, eligen a una auxiliar administrativa que empezó como azafata del festival.
Y si a quienes desde la sombra lo han organizado, con esa capacitación que se intuye mas bien escasa, por no decir nula, les viene largo, como dice el refrán, zapatero a tus zapatos.

8 comentarios en “RONDA SE VISTE DE…

  1. Me apena profundamente estas noticias, tengo muchos amigos que intentan mediante sus cortos el realizar el poco cine que pueden, le echan muchos meses y trabajo para hacerlo lo mejor que pueden, una verdadera pena.

  2. Vaya, se ve que han elegido mal a la persona o personas que organizan el festival. Mirándolo desde un punto de vista bancario es mala publicidad para ellos. Y por supuesto un flaco favor para el cine. Esperemos que para la siguiente convocatoria mejoren.
    Saludinos. 🙂

  3. Con sorpresa me hacen llegar este comentario.
    Ultimamente no me sorprende. La difamación de QUE HE SIDO OBJETO a distintos niveles,solo ha podido salir de quienes incluso dentro del ámbito familiar, se escudan en el anonimato, en no dar la cara,en lanzar improperios,acusasiones sobre el honor y la intimidad, porque sus palabras mas parecen de descerebrados que de personas bien nacidas.
    Sonia sabe muchas cosas del festival, y las calla porque le he exigido por respeto a mi honor que de su boca no salga ni una sola de ellas. Igual otros amigos y personas relacionadas con el festival.Si publicase algunas, caerian mas de una cabeza, posiblemente el escandalo traspasaría lo que en su dia no debió traspasar el umbralde mi casa, pero que lamentablemente al salir a la calle se ha desbocado, debiendo padecer con la connivencia de distintas personas una vil difamación que estoy tratando por la via judicial de arreglar en lo posible, porque aquello de “difama que algo queda”,será la consecuencia de lo que estos “personajes” de la oscuridad estan consiguiendo y de paso dañar la dignidad del resto de mi familia.
    Siento Sonia que por querer ayudar en estos tristes y lamentables momentos, alguien desde la cobardia del anónimo haya utilizado mi nombre.No era necesario escribir el articulo, por cierto prudente y comedido, dando la cara, con honor, dignidad, y valentia ,lo que le falta al remitente del insulto ¿posiblemente de la familia ó allegada a ella?
    Si quienes desde la sombra, desde el pasado mes de mayo estan tratando de dañarme, lanzando infundios se tienen por personas de bien, asi de simple, honradas y con honor, que den la cara, que firmen con su nombre. En el mundo solo hay una forma digna de ir por la calle con la cabeza bien alta, el resto es basura. Animo Sonia y siento que te insulten a través de mi nombre.
    Jose Moreno Portales

  4. A “Tu puta madre”:
    Estimado/a lector/a:
    Mi MADRE está muy orgullosa de poder decir de su hija que su carrera profesional no se ha labrado a base de TREPAR.
    Y mi MADRE está muy orgullosa de que a su hija no la hayan visto salir de casa de su jefe en horas inadecuadas.
    Y no digo más, porque le recuerdo, que un periodista vale más por lo que calla que por lo que cuenta y, de momento yo callo, y mucho.

  5. Bueno Sonia:
    Me parece magnífico que contestes al insulto, al menos has puesto al “insultante” en su sitio.
    Dices que “de momento” vas a callar”.
    Una vez mas te ruego mantengas el mas completo silencio, si algunas cosas salen a la luz pública, pueden resultar dañadas terceras personas o entidades que nada tienen que ver en este desgraciado accidente.
    Vuelvo a repetirte que algo que no debió traspasar los límites del entorno familiar, ha sido expoleado a los cuatro vientos, por lo que mi familia esta sufriendo mas de lo que merece.
    Quienes no tienen calidad humana, dignidad profesional y mucho menos lo que en nuestra tierra llamamos “verguenza torera”, cuando no son capaces de resolver los problemas cara a cara, solo les queda el recurso rastrero, indigno, miserable, de la difamación y el insulto, aunque lleven mas cuernos que el toro que mató a Manolete o se pasen por la piedra a todo los que les revierta en beneficio.
    Desde 1964 he afrontado con la dignidad de los hombres que se ponen los pantalones por donde debe ser todos mis actos. No voy a bajaral ruedo de los descerebrados a lidiar una batalla que en el cualquiera de los casos me mancharía de (y perdón por la palabra) MIERDA.
    En el fango que se revuelquen ellos, al fin y al cabo algo tienen de cerdos.
    Nuevamente gracias y como bien dices y te creo entre ellos, un peridista vale mas por lo que calla que por lo que dicen.Ya selas verán conmigo delnte de los jueces. Te aseguro que ess dia te avisaré para que presencies hasta de que bajezas son capaces.
    Con saludos de toda la familia
    Jose Moreno Portales

  6. A SONIA DE UNA AMIGA QUE TAMBIÉN FIRMA
    Desde luego en primer lugar felicidades. Has dibujado el panorama exacto de lo que se trasluce en la información suministrada. Claro que si todo se reduce a lo que han publicado, es normal, parece que no da para más.
    No puedo sustraerme a escribir unas letras. Yo fui privilegiada testigo presencial de las “zancadillas” del 2002. Sobran comentarios entre quienes lo vivimos en directo. Parecía más de ciencia ficción que real, pero ahora se clarifican muchas de las cosas que ocurrieron y de donde provenían.
    Pero lo que más me sorprende, es que ni siquiera han aprendido a copiar, al menos de lo positivo. Decía Fray Luis de León que prefería una buena copia y que un mal original, y vaya que estaba en lo cierto. Con lo que se publica y han dado a los medios de comunicación, se desprende de forma clara y meridiana que lo han conseguido plenamente.
    Me admira que incluso en el programa oficial, hayan respetado la “Sección oficial a concurso”, aunque sea con la raquítica presencia de esos 16 vídeos. A la vista de lo que recordaba, y después de consultar el programa y el catálogo del 2004, se han quedado a bastante distancia de los 87 proyectados en la anterior edición. De 54 horas de proyección se ha pasado a proyectar 15, todo un record de superación y síntesis. Desde luego, si Don Juan de la Rosa levantara la cabeza, se sentiría ogulloso del nuevo “espíritu de ahorro” que ha impregnado esta organización.
    Aunque no es todo. La “Sección retrospectiva” se la han pasado por el arco de triunfo. ¿Para qué traer historia del cine científico? Se corre el peligro de que vengan viejos obsoletos como Zúñiga, Armati, Painlevé, Mitry, Okada, Llorens, Álvarez, Gómez y un larguísimo etc., de grandes y reconocidos realizadores de todo el mundo.
    También se han pasado por el mismo lugar (deben tenerlo mucho ancho)la “Sección informativa”, una de las más interesantes de los últimos 10 años (no alcanzo a recordar más tiempo), pero la verdad no es necesario “atiborrar” al público y suministrar tantos contenidos en las proyecciones. Algunos se pueden asustar y lo que hace falta es que la sala de proyecciones se llene. Y la nueva, con menos de la cuarta parte de capacidad que las anteriores, no necesita tantos espectadores para poder decir que ha estado lleno. Es fácil que lo consigan.
    La “Nueva versión” de la “Sección paralela” ha sido desprovista de uno de los elementos pedagógicos más importantes en los debates científicos tradicionales en Ronda: la película inicial de motivación didáctica.
    Claro que los contenidos científicos tampoco son para tirar flores. ¿Qué me dicen de la mesa “El legado de Félix Rodríguez de la Fuente”? ¿Se le habrá ocurrido a la nueva directora?, y la de “Tiene 15 segundos para imaginar….”, puede hacer enmudecer a los profesores y especialistas de Tecnología de la Educación o de Didáctica de las Ciencias. Claro, que como estos no están.
    Es la cuarta mesa redonda sobre el Mediterráneo, después de un monográfico dedicado exhaustivamente a este tema y dos mesas redondas más. En Ronda no hay mar, pero a este paso van a saber de pesquerías más que los de Barbate.
    La mesa sobre Einstein hay que admitir, para ser objetivos, que está muy bien. Felicidades. y la de “En un lugar de la Mancha” no tiene muy justificada su inclusión a pesar del magnífico plantel de conferenciantes. Tendría más razón de ser integrada en el monográfico de El Quijote, aunque en este monográfico no aparecen para nada las premisas y explicaciones “científicas” que se dieron en la primera presentación a la prensa.
    Era lógico también, el “Curso Seminario” desaparece en su totalidad. Al fin y al cabo que las nuevas generaciones interesadas en estos temas cuyas oportunidades de adquirir conocimientos tanto del cine cinetífico como de sus múltiples aplicaciones didácticas, pierdan uno de lo escasos lugares donde obtenerlos, no proporciona “cartel”, sino más bien quebraderos de cabeza.
    Es curioso que más del 60% de los que asisten en distintos cometidos invitados al Festival, sean los de “toda la vida”. Supongo que no eran tan incapaces.
    Con referencia a los insultos, ya se sabe, quienes no tienen argumentos válidos, civilizados y objetivos a las criticas, ni son capaces de admitir los errores, recurren a ellos como manera de “reventar”, claro que insulta el que puede, no el que quiere, y con esa respuesta, él o los cobardes del entorno del Festival que los lanzan escudándose en el anonimato, se califican ellos solos.
    Lo siento por Ronda y su Festival. Durante años era un punto de referencia en el marco de cine científico internacional, serio y riguroso en sus contenidos y en sus objetivos.
    Ahora solo ha quedado para organizar, entre otras cosas, lúcidas y esplendorosas “cabalgatas”. Aunque bien visto, no hay Festival de Cine nacional o internacional que se precio de seriedad y calidad que no tenga la suya. Que se diviertan. Y hasta la víspera de Reyes que tendremos la próxima.

  7. Estimada Sonia:
    Te escribimos estas líneas para darte las gracias por el apoyo incondicional que desde hace mucho tiempo has venido prestando a nuestra familia. Queremos también expresarte nuestro pesar por la lamentable, vergonzosa y cobarde respuesta al artículo que escribiste sobre la Bienal Internacional de Cine Científico de Ronda. Suponemos que tan “sublime” contestación proviene del mismo círculo de personas que, desde hace ahora un año, decidió a raíz de rencillas personales y familiares utilizar dicho Certamen de cine como instrumento para descalificar, difamar y causar el mayor daño posible a la persona que hace veinticinco años lo creó y dirigió hasta el pasado año. Por primera vez, en este período de tiempo, disponemos de un foro, al conocer por ti esta página, en el que poder explicar cómo estamos viviendo desde nuestra familia la situación por la que dichas personas nos están haciendo pasar. Qué mejor que un lugar en el que la gente que te escuche aprecie de verdad el cine y, por eso, pensamos comprenderán mejor lo que vamos a contar.
    A estas alturas habrán deducido que tenemos algún parentesco con José Moreno el que ha sido el director del Certamen, en concreto somos sus hijas Pilar y Natalia.
    Sí, antes han leído bien, por muy increíble que parezca, son motivos personales y familiares los que mueven a estos otros a llevar a cabo su particular cruzada y dar contestaciones como la que Sonia recibió.
    Que nadie se llame a engaños, aquí lo que menos importa es el cine científico, en realidad nunca les importó, insistimos, nunca. Sin embargo, cuando movidos por el odio y el rencor determinadas personas no pudieron hacer daño en el plano familiar, cayeron en la cuenta de que el Festival era un poderoso instrumentos con el que conseguir sus fines. Hay quien sabe, de entre ellos, de primera mano e incluso lo ha vivido personalmente, que Pepe Moreno ha vivido por y para el Festival de Cine Científico. Así que, si no podemos hacerte daño con historias íntimas y personales vamos a hacerlo a través del plano profesional.
    Dicho y hecho, aprovechando el prestigio con el que cuenta el Festival y poniendo como excusa la falsa admiración que sienten por éste y por su continuidad, han aparecido en periódicos, canales de televisión y en llamadas telefónicas realizadas a personas que han participado con anterioridad en el certamen, auténticos ataques, calumnias e incluso rumores sobre actividades delictivas dirigidas contra su director hasta ahora. Ataques, que aunque dirigidos a él, su familia recibe como si fuesen dirigidos a cada uno de sus miembros. Todo ello, intentando camuflarlo, aunque sin mucho éxito, bajo la forma de críticas desfavorables hacia lo que ha sido la organización y dirección de este Festival.
    No piensen que porque somos sus hijas podemos llegar a plantearnos, ni por un momento, que en veinticinco años una persona nunca se ha equivocado o cometido algún fallo. Por supuesto que sí ¿ y quién no?. Por lo tanto, hay que aceptar tanto la crítica positiva como la desfavorable. Lo que no aceptamos es que esas críticas no aparezcan nunca argumentadas ni fundamentadas. Así también criticamos todos, eso es fácil.
    Si hay alguien que nos pueda contestar a esta pregunta nos encantaría saber la respuesta: ¿Por qué todas las críticas desfavorables y el insulto que recibió Sonia Blanco por respuesta se hacen desde el anonimato?. Da que pensar, ¿verdad?.
    Desde que éramos pequeñas hemos vivido desde dentro la Semana Internacional de Cine Científico de Ronda, su primera denominación y que a nosotras siempre nos ha gustado más que las posteriores. Aquellos comienzos en los que Pepe realizaba el visionado de las películas en el cuarto de estar de nuestra casa, con la ayuda desinteresada de nuestra madre. O cuando seleccionaba las fotografías, para las distintas exposiciones, después de habérnoslas proyectado en diapositivas en la pared de nuestro patio durante las noches de verano (se nos vienen ahora a la cabeza las de la Antártida ó el Mediterráneo, por ejemplo). Y como no, aquel fatídico año en el que íbamos a recibir la visita en Ronda del malogrado Félix Rodríguez de la Fuente. Lo que casi nadie sabe es que después de aquel desgraciado accidente, Pepe asumió a título personal la compra del regalo ya encargado para el conocido realizador naturalístico, que nadie más quiso asumir y, que aún hoy se encuentra en uno de los lugares más visibles del salón de nuestra casa. Y así, cuando en numerosas ocasiones siendo pequeños le preguntábamos por dicho regalo, nos contaba la historia de quién era ese señor, la importancia que tenía su labor y cómo un desafortunado accidente truncó su visita a Ronda. Sí, hablamos de la misma persona que este año han pretendido descubrirnos desde el Festival; algunos se sorprenderían al saber porqué desapareció el premio que se otorgaba con su nombre.
    A pesar de lo que acabamos de relatar, cuando hemos intentado defender a nuestro padre de algunas de las acusaciones, que se han vertido sobre él y defender lo que ha sido hasta ahora el espíritu del Festival de Ronda, hay quien ha intentado callarnos con el pobre argumento de que, poco menos, que somos dos tontas, que debemos guardar silencio, puesto que no sabemos nada sobre el Festival ni sobre cuestiones profesionales de Pepe.
    Pues bien, nosotras no poseemos la preparación, ni los conocimientos científicos necesarios para tratar o discutir sobre ciertos temas. Pero hemos vivido desde primera fila la Semana de Cine año tras año; hemos conocido a muchas de las principales personalidades del panorama científico nacional e internacional, profesores y catedráticos de distintas Universidades, realizadores,… y por supuesto, a las azafatas, encargados de prensa, secretarias, ayudantes, técnicos, e.t.c. que han participado en la organización cada año. Si haber compartido con ellos comidas, charlas, cenas, excursiones, recibir sus felicitaciones navideñas,… y tener el privilegio de conocer y pasar todo un día con los nietos de los hermanos Lumière, significa que somos tontas y no sabemos nada, nosotras queremos seguir siendo las más tontas entre las tontas. Que para copiar carteles y bases de otros años, difamar porque no se tienen argumentos, hacer trascender públicamente problemas íntimos y familiares y organizar cabalgatas ya están los listos y, sobre todo, la más lista entre las listas.
    Así se escribe la historia cuando quienes más tienen que callar y agradecer, que no serían gran cosa, de no ser por la ayuda que en su momento no dudaron en aceptar, de la misma persona a la que ahora menosprecian y acusan, pretenden desde el anonimato destruir toda una vida dedicada a la familia y al trabajo.
    Pilar y Natalia Moreno

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando es porque acepta de las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies