Desmotivación de los alumnos

Descubrí este artículo: Empresa Informativa: Motivación en los estudios, ya hace algún tiempo (hace más de seis meses) y siempre quise comentarlo, pero se quedó en el tintero de los borradores.
Hoy tal vez lo veo con algo más de perspectiva, y aunque estoy de acuerdo al 99% en lo que dice, a pesar de que podría matizar algunas cosillas, sí hay algo que creo que se debe resaltar y que para mí es tal vez de lo más importante que he aprendido en la vida.
Yo siempre he sido una persona muy pragmática, de las que siempre pregunta los porqué y para qués de todo. Sin embargo creo que todo tiene su tiempo, y que a veces es muy difícil explicarle a alguien por qué le será útil en el futuro aprender algo.
Ellos no lo ven, porque no han alcanzado ese punto de madurez, y tal vez nuestra labor es enseñarles, intentando hacerles ver que algún día todo eso que hoy consideran inútil, le será de muchísima utilidad.
Por eso me resultó tan certero el famoso discurso de Steve Jobs en la Ceremonia de Graduación de la Universidad de Stanford. Porque habla precisamente de eso, de cómo muchas situaciones de nuestra vida que parecen no tener sentido, lo cobran en su momento adecuado.
Tal vez, parte de nuestro trabajo (y nada sencillo) sea ganarnos la confianza de nuestros alumnos, porque aunque la practicidad o utilidad de muchos temas sí podremos explicárselos, en otras ocasiones no podremos, y es por eso que ganarnos su confianza es fundamental para que nos acompañen en ese camino de aprendizaje mutuo que debe ser la Universidad.
Porque nunca dejamos de aprender, y aún hoy a veces me pregunto si debo emplear mi tiempo en algo o no. Pero yo si tengo la suerte de tener esas personas en las que confiar, ese mentor a quién no se cuestiona porque ha demostrado, en sobradas ocasiones, ser el perfecto guía de tu camino o, para no salirnos del tema de este blog, un perfecto acomodador de cine, que te guía con precisión hacia tu butaca.
En cualquier caso, el artículo de Pedro García Alonso es de los que todos los docentes deberíamos tener en cuenta cada día. Yo al menos lo intento.

8 comentarios en “Desmotivación de los alumnos

  1. Hola a todos:
    Es cierto. El artículo es interesante y algunas de las cosas que se propone en el mismo yo las he llevado a cabo a lo largo del curso. Pero le veo un fallo al artículo. Esta planteado para la enseñanza superior. Sin embargo, algunas de las cuestiones que se propone no se pueden llevar a cabo, al menos en mi modesta opinión, en la enseñanza secundaria. Tampoco puede ser comparable el tipo de alumno que te encuentras en la enseñanza secundaria, con el alumnado universitario o de cursos de postgrado.
    Les intentaba evaluar de forma diaria, para que los alumnos llevasen al día los conocimientos adquiridos en el aula y los resultados eran peores. Intentaba que los alumnos viesen causa – consecuencia y fue un fracaso, salvo en casos muy concretos y con alumnos modelicos en todos los sentidos.
    Este año aposte por la bitácora como eje de la comunicación profesor – alumno, dejándoles el material de clase, contestando a las preguntas de los alumnos incluso los fines de semana, etc. Sin embargo, acabe por imponer el registro previo para comentar y la moderación de comentarios, cuando se dieron comentarios chistosos, ridículos y de posible acoso sexual y suplantación de identidad. Os estoy hablando de alumnos de 16 años y eran muy buena gente y nada problemático.
    Saludos a todos.

  2. Uno de los impedimentos a la propuesta es que los profesores universitarios, generalmente trabajan como profesionistas en otra parte, a la que le dedican más tiempo y su trabajo de profesor se transforma en “una entrada” más.
    Otro impedimento es que con grupos muy numerosos, el alumno practicamente ni se llega a conocer. Sólo se puede practicar una motivación generalizada.
    Saludos

  3. He escrito en mi blog la penultima entrada “Conectando puntos” antes de irme una semanilla a descansar a mi actual norte, que es el sur peninsular. Sobre este video que no conocía.
    Un saludo
    Rafael

  4. []…cómo muchas situaciones de nuestra vida que parecen no tener sentido, lo cobran en su momento adecuado…[]
    Totalmente cierto. Pese a que no podemos entender muchas situaciones, nos parezcan injustas o las creamos fuera de lugar, forman parte de una semilla que ha de fructificar cuando se den las condiciones idóneas. Y siempre se dan. Ahí está el secreto de la vida y la gran ventaja del ser humano: no saber qué ocurrirá mañana.

  5. Desde mi punto de vista, con el tiempo y la madurez hasta al quijote le das diferente sentido al releerlo, pero creo que es una tarea algo complicada el hacer entender algunas cosas a ciertas edades inmaduras cuando el sujeto cree ser maduro, pero nada es imposible, animo a todo el personal docente en esta ardua tarea, salu2

  6. Estoy de acuerdo, el problema es que el sujeto cree saber todo lo que le hace falta, y cree ser maduro. A mí también me pasó, eso es la adolescencia.
    ¿Recordáis la película Karate Kid? Cuando los alumnos me preguntan para qué sirve esto o aquello les digo que estudiar es “dar cera, pulir cera”: Ahora te parece una tontería y no sabes para qué lo estudias, pero un día te servirá para defenderte en la vida. Probablemente no me entiendan, pero quizá cuando crezcan puedan darle un sentido a la frase.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando es porque acepta de las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies