I ENMPI: Conferencia Medios de comunicación y violencia contra las mujeres

Inmaculada Montalbán. Magistrada. Experta del Observatorio de Violencia de Género CGPJ

Se considera a Ana Orantes como punto de inflexión en el tratamiento en los medios de la violencia de género si bien las administraciones ya venían trabajando desde hace tiempo en ello.

Orantes era un ejemplo de respuesta de género de marido despechado que ve en su hombría mermada en un programa de televisión. También llamó la atención por el hecho de que por sentencia judicial compartían la casa, aún a pesar de las condiciones de riesgo que se daban por la mujer.

Así se señaló al sistema judicial como un sistema que no les otorgaba protección cuando acudían a ella, y por eso los medios de comunicación comenzaron con un seguimiento de la actuación judicial en este terreno.

Desde la judicatura se trataba la violencia de género como cualquier otro tipo de violencia, y se dieron cuenta de que la violencia de género tenía unas características específicas, y por tanto ni las leyes ni los jueces estaban dando una respuesta adecuada, como por ejemplo algo tan absurdo como condenar a arrestos domiciliarios al agresor, incrementando así la situación de riesgo para la mujer.

Fueron los medios de comunicación los que enseñaron a los jueces el concepto de “violencia de género”, y fue esta labor de los medios de comunicación la que hizo que se iniciara el cómputo de mujeres muertas a manos de su marido en 1998.

Pero también hay un lado malo de los medios de comunicación, cómo el hecho de que algunas noticias incidan sólo en el número de puñaladas o lo bueno que era el marido hasta ese momento…

Nuria Varela Menéndez. Periodista

Su primer reportaje sobre violencia de género fue en 1992 para Interviú. Y aprendió que no se puede cubrir un tema como ese sin una formación previa sobre el tema del mismo modo que no se puede ir a un cubrir una guerra sin saber a dónde vas, o cómo o por qué surge el conflicto.

El título de aquel reportaje de 1992 fue “Los maridos españoles matan más que ETA”, sin embargo su sensación es que los medios aún hoy no se han comprometido con este problema. Lejos de eso se han convertido en los verdaderos guardianes de la permanencia del patriarcado.


Y hasta aquí llega la jornada de hoy, con una última conferencia un poco a trompicones por varias llamadas de teléfono recibidas, pero espero que os hayáis podido hacer una idea de lo que aquí se ha hablado.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando es porque acepta de las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: