Periodismo Real se reúne hoy en Madrid

Hoy, en Madrid, en El fin del mundo (desconozco si esto es un bar o qué), situado en la calle doctor Fourquet, 28 (Lavapiés), a las 19 horas, se reunirán muchos (espero) periodistas de todo tipo para debatir sobre el estado de la situación profesional y, ¿por qué no?, intentar buscar soluciones.
Como bien sabéis los habituales de este blog, éste es un tema que hace años me preocupa, así que aunque hoy no podré estar en Madrid, intentaré seguirlo a través del streaming. Pero aquí os dejo algún dato más para los que os queráis pasar.

España vive un momento crítico y de ese malestar surgió el movimiento Democracia Real Ya que desde la Puerta del Sol ha dado la vuelta al mundo. La situación del periodismo en nuestro país, como en tantos otros lugares, no es una excepción. La crisis ha dejado a miles de periodistas en la calle, los medios cierran sus puertas y los enviados especiales y corresponsales son ya una especie en vías de extinción. Pero hay mucho más problemas más allá de los meros coyunturales: desde hace unos años, en España demasiados medios sirven al poder político, muchos cotizan en bolsa y la información se ha convertido en pura mercancía. La audiencia y los lectores buscan medios alternativos para informarse porque los tradicionales comienzan a perder credibilidad. La corriente de pensamiento único invade la información, que se simplifica y se exagera llevando a la tensión y al sensacionalismo. Además, la saturación informativa está llevando a la desinformación. Como periodistas, pensamos que esta situación debe cambiar por el bien de la profesión y de una ciudadanía que vive en libertad y bajo una democracia desde hace relativamente poco y merece algo mejor.

Más en: Periodistas preocupados. ¿Nos vemos mañana? ~ Periodismo Real, en su Facebook, y en Twitter.

2 comentarios en “Periodismo Real se reúne hoy en Madrid

  1. “Como periodistas, pensamos que esta situación debe cambiar por el bien de la profesión”
    Perdón que sea irreverente: lo que subyace detrás de estos discursos es un interés profesional, es decir, únicamente laboral. No es el problema de la información, sino de los puestos de trabajo que generaba la intermediación de la información. Sólo queda espacio para el análisis, las fuentes son cada día más abiertas. La información seguirá, que haya que pagar gente (mucha gente) para que haga de intermediario todo el día, está por ver: es lo mismo que le decimos a la sgae con sus manías. Cambia la forma de ganarse la vida y no hay mucho sitio para pegar partes de agencia.
    Además, y perdón por seguir siendo irreverente, cuando se comienza una declaración con algo como “España vive un momento crítico y de ese malestar surgió el movimiento Democracia Real Ya que desde la Puerta del Sol ha dado la vuelta al mundo” se está cayendo de nuevo en el mal de creerse que el periodismo tiene del derecho a formar la agenda social, de toda la sociedad, que es lo que ha hecho de facto mientras tenían el monopolio de la “información” y su acceso: los periodistas no están para salvar España, ni siquiera se sabe si hacen falta.
    Todo esto no quiere decir que no vaya a haber negocios basados en el análisis y procesamiento de la información, pero desde luego no es un problema de sobreabunancia informativa: el amarillismo y el escándalo es producto de negocios basados en la competencia por captar el volumen de lectores/espectadores que financia la publicidad: no hay vida económica fuera de eso en ese modelo.
    Y se debe decir que cotizar en bolsa no es un pecado. Me vuelvo a disculpar por irreverente.
    Los que quieren “calidad”, tendrán que asumir que va a ser un mundo distribuido de múltiples centros de calidad y no medios masivos “con calidad”

  2. Gonzalo, tu “irreverencia” siempre es bienvenida a este blog, y como siempre, te agradezco mucho que te tomes el tiempo de enriquecer esta conversación.
    El problema está en que, aún estando parcilmente de acuerdo contigo, yo soy de Venus y tú de Marte 😉
    Y no me refiero a la cuestión de género, me refiero a que tus argumentos, bien sólidos, siempre parten de la premisa de ver el periodismo como una actividad empresarial más, mientras que yo lo veo primero como un servicio social, fundamental para la democracia. Y creo que así es como lo ven los compañeros de Periodismo Real Ya. ¿Utópico? Puede.
    Pero yo sigo manteniendo la esperanza de volver a ver un periodismo de calidad, aunque no sea rentable. No todo se puede medir por los resultados económicos. Los medios tradicionales de hecho han venido fundamentando su valor en su nivel de influencia y en su prestigio, y no en el resultado del balance.
    Eso no quita que esté de acuerdo contigo en que cotizar en bolsa no es pecado, el pecado es venderse al diablo para ello 😉
    Pero sabes que te aprecio personal y profesionalmente 😉

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando es porque acepta de las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies