Telebasura en verano: más de lo mismo, más de lo peor

typwri.gif
Hoy es fiesta local en Málaga, y eso me ha permitido echar un somero vistazo al programa de Cristina Tárrega en Antena 3, Mirando al mar. Y con lo mal que huele parece más bien que estuviéramos mirando a un estanque nauseabundo.
Tras comprobar que es más de lo mismo, y que se recurre a los mismos temas una y otra vez, oigo, para mi sorpresa como de repente los periodistas, enojados, se ponen a comentar la noticia de que a Rocío Jurado se le han sacado unas fotos (obviamente sin su permiso) en la habitación del hospital en la que se recupera de su intervención quirúrgica.
Y claro, yo empecé a ver la luz al final del túnel. Parecía que al final alguien iba a criticar una actuación periodística. Que alguien iba a admitir que eso era ir demasiado lejos, vulnerando el derecho a la intimidad de una persona: enferma o no, famosa o no.


Pero bajé de mi nube cuando continué escuchando que el problema no era que se le hubieran sacado las fotos, sino que dichas tomas habían sido realizadas por alguien ajeno a la tribu: un no periodista. Un simple empleado sustituto del hospital. Y claro, cuando los cuartos por la venta del material se los llleva otro, ahí si que nos duele. Y empezamos a hablar del derecho a la intimidad, que parece ser sólo podemos conculcar los periodistas.
Estoy realmente convencida de que, de haber sido un paparazzo quién hubiera sacado estas imágenes, más de uno de estos periodistas que han criticado al pobre diablo del hospital, habría defendido a capa y espada a su compañero, y lo hubiera felicitado por conseguir lo que otros no habían conseguido.
Ayer volví a ver un trozo de la genial película Primera Plana, y cada vez tengo más claro que nos hemos convertido en la caricatura que Billy Wilder dibujó sobre los medios.
Información relacionada:
El Periódico: El CAC denuncia el aumento de la telebasura este verano

5 comentarios en “Telebasura en verano: más de lo mismo, más de lo peor

  1. Y mientras tanto.. la Campos desde Málaga dando el visto bueno a todo lo que hacen la Tárrega y el resto de sus empleados.
    Caso relacionado:
    Antes de ayer, Clínica Sagrado Corazón de Sevilla, donde hace unos días murió Sandra Domecq. Familiar enferma, vamos a visitarla, la enfermera comentando a otra colega “por lo bajini” que por la madrugada ingresaron por urgencia a la hermana de otra fallecida recientemente en extrañas circunstancias.
    Cuando se enteren los medios que ha ingresado ya está el lío, los rumores y el circo otra vez montao.
    ¿Quién dará el chivatazo si es que se da? ¿La enfermera? o ¿nosotros ahora mismo?. Espero que no.

  2. Pues lo que me extraña es que aún no se hayan enterado, con lo vigilada que debía estar la clínica con el tema de Sandra Domeq.

  3. Desconozco si ya ha salido. Sobre la vigilancia no estoy tan seguro. En estas dos semanas que he estado yendo. A las puertas de la clínica, en un lateral donde hay sombra y sentados en el suelo: una redactora y un cámara. No más de 30 años. Desconozco la agencia para la que trabajan aunque me atrevería a decir el sueldo de estos dos. La precariedad de esta gente da para una extensa reflexión 🙁

  4. Pues sí Timshel: una pena. Tengo compañeras de carrea bastante brillantes que andan por los aeropuertos persiguiendo telefrikis.
    Mientras, las tertulias están repletas de personajes cuyo criterio no interesa a ningún ser multineuronal.

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando es porque acepta de las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies