¿Código de autorreguqué?

Las televisiones mantienen sus programas más polémicos

Un mes después de que las cadenas sellasen el ‘Pacto sobre contenidos televisivos e infancia’ los niños siguen viendo los mismos programas. Según las organizaciones de telespectadores, en las parrillas continúan los espacios más polémicos y los cambios en sus contenidos son prácticamente inapreciables. En su defensa, los operadores afirman que disponen de un periodo de adaptación y que no se trata de cambiar programas sino de adecuar los ya existentes.

11 comentarios en “¿Código de autorreguqué?

  1. Hola a todos:
    Sonia supongo que tu como profesional de la comunicacion me podras responder a esta pregunta ¿No hay una legislacion aprobada sobre la emision de publicidad en los intermedios, la contraprogramacion y sobre los avisos a los padres para que sepan si los contenidos de los programas son adecuados para sus hijos, etc.? Si la memoria no me falla creo que si. Por tanto dejemonos de nuevos codigos oara lavar la imagen de politicos y responsables de las cadenas y que se cumpla la ley con todo el rigor necesario para hacerla cumplir, en vez de desarrollar un nuevo codigo que antes de nacer sera papel mojado.
    Saludos a todos.

  2. Se limitan a poner un pitido en las palabrotas, que no he visto cosa más tonta. Hoy estaba viendo en Visto y no visto que salía un trozo de un monólogo de Agustín Jiménez y le ponian el pito cuando decía joder. En fin, menuda gilipollez.
    Deberían ir al fondo de esos programas y que es lo que transmiten y no las palabrotas que las pueden escuchar en su propia casa 20 veces al día…
    Uno que está harto de los malditos pitidos.

  3. Me parece muy bien que no os gusten esos programas, a mí tampoco. Yo he vivido dos años sin tele y hace unos meses que tengo otra vez tele, con una antena parabólica para ver unos canales extranjeros, y eso es lo único que veo. Me parece muy bien que no os gusten, digo, pero me resulta un tanto absurdo e inútil criticarlos. ¿Habrá una cosa más fácil que apagar la tele? Ojalá todos los problemas se solucionaran pulsando un botón…
    Por otro lado, creo que una parte del éxito de esos programas se debe al “morbo”: hay mucha gente que los ve, aunque los odia, sólo por saber cuál va a ser la última animalada que van a perpetrar. Por eso el hablar mal de estos programas no sólo no les resta audiencia, sino que se la aumenta.
    Lo dicho: es absurdo y una pérdida de tiempo criticar una situación que se termina moviendo un dedo.

  4. Hola,
    me da a mí que todos esperábamos que esto iba a ocurrir (que no ocurriese nada :D).
    Sobre el período de adaptación que necesitan, como argumento, no le falta la razón, pero no estarán esperando a la nueva temporada ¿no? Lo digo porque la mitad de temporada ya ha pasado (han estrenado nuevos programas, han habido los pertinentes reajustes en los días de emisión de series, etcétera). Por tanto, en la parrilla pocos cambios confirmados nos quedan ver (salvo un concursillo que hay por ahí -el de los números de Antena3- y algún reajuste pendiente como las tardes de TVE con la supresión de una telenovela y la emisión de capítulos de Smallville).
    Sobre la adecuación de los programas existentes. Vamos, si lo de los pitidos es adecuar un programa que no aporta nada (ni a adultos ni a niños) o controlar los insultos y las ofensas cuando se promueven y premian valores muy dudosos, todo me produce entre vergüenza, risa, rabia y pena.
    Pero todo esto ya lo sabíamos, por desgracia.
    Por cierto, puede que quizás dejasen de ganar tanto dinero por publicidad (dependería de los índices de audiencia), pero con recuperar series (de dibujos o no) que todas las cadenas tienen en el cajón y que ya pagaron por ellas, apañarían un poco el panorama televisivo. —> esto va por si dentro de dos días nos dicen que cuesta mucho hacer un programa y blabla…
    Saludos

  5. De acuerdo, Nicolás; yo hago lo mismo que tú:APAGAR la TV.Hablar , no lleva a nada .Ellos, los que sean, se muevn programadamente y si les seguimos el juego….encantados

  6. Para Nicolás:
    si yo apago la tv es una solución pero que solo me afetará a mí. Si no la apagan las 4000 familias que tienen el aparato en cuestión, tampoco se solucionará el problema. Y si la gente no la critica negativamente porque apagando el botón lo soluciona, ¿quienés quedan? ¿los que se dan palmaditas en la espalda programando esa parrilla mientras reciben dinero y áquellos que no han pulsado el botón porque les gusta “eso”?
    Además, cuando la televisión afecta de una manera tan importante a la sociedad, hay que ser muy críticos con ella (tanto con la TV como con la sociedad).
    Otro punto para criticarla no es que yo pueda no ver la bazofia que emiten (que no la veo), es lo que dejo de ver porque emiten esa porquería. Si además dejo de ver un producto de una calidad tremendamente superior simplemente porque emiten basura, da más rabia aun.
    Otro motivo más es que cuando intento ver algo potable o bueno, la cadena en cuestión actúe de una manera irrespetuosa e irresponsable (no se pueden ver los créditos de una peli, los anuncios son abusivos, las sobreimpresiones en la pantalla con publicidad de otras series, los tonos…).
    En fin, creo que sobran motivos para no quedarnos dormidos viendo como se destroza un medio de comunicación con tantas posibilidades.
    Byebye

  7. ups se me colaron varios errores ortográficos por ahí arriba, sorry
    (lo digo porque hacen daño a la vista) 😀

  8. Seth Geko,
    me parece muy bien que se sea crítico con la tv y con cualquier cosa.
    Sucede, sin embargo, que la tv es más democrática que otras cosas. No digo que sea el paraíso de la democracia, porque sólo hay cuatro o cinco canales a elegir… pero sí que se puede cambiar de canal y “votar con el mando”. En última instancia se puede apagar, ¡que ver la televisión sólo es una de las millones de cosas que se puede hacer una noche! En cuanto al resto de borregos que no la apagan, echen lo que echen, pues sí, ahí están, y además de ser unos borregos tienen voz y voto, y son audiencia que dan dinero a la publicidad. Ventajas y desventajas de las democracias, en este caso muy restringidas, pero democracias. Y en cuanto a lo de que si echan “basura” no echan cosas mejores…¡hombre, que no van a echar lo que tú quieras! La diferencia entre la democracia de la tele y la del gobierno de la nación, por ejemplo, es que tú puedes pasar de votar porque ningún partido te convence y, a pesar de todo, un gobierno te gobernará. Pero, con la tele, tú la puedes apagar y ¡no pasa nada! No es tan grave.
    Con las teles públicas puede haber alguna discusión, las pagas con los impuestos, las privadas echan “basura” para la gente que las ve, y es su problema, no el mío.

  9. hola,
    el problema de la democracia restringida en la tv es que votan muy pocos (los que tienen audímetro) y los políticos (cadenas) solo escuchan a esos y solo se basan en la audiencia (ni en la calidad ni en otros aspectos). Insisto, que yo apague la tv no repercute en nada más que mis padres se enteren de que no la veo. Si además, no hablo con mis amigos, familiares, etcétera sobre lo que está bien y mal en la tv, menos me podrán llegar a oir esos de arriba (solo oir, que hagan caso es otro cantar).
    Yo no pido que echen lo que yo quiera, si te fijas, hay diferencias entre que pongan cosas buenas y cosas que me gusten. Yo pido que pongan cosas buenas. Si no me gustan, en todo caso, diré que tengo unos gustos muy diferentes o que no se acomodan a lo que echan. Ahora no solo echan cosas que no me gustan, sino que además esos programas son malísimos. En cualquier caso, menos margen para quejarme tendré si echan cosas buenas que no me gusten que si las que echan no me gustan y son malas.
    Yo sé que si apago la tv no pasa nada, que hay más cosas por hacer (y de hecho las hago)… para mí no puede ser grave porque me baje aquellas series que aquí nunca llegarán o lo harán tarde, mal y encima dobladas sí o sí y muchas más cosas. Lo que pasa, es que todo eso no me quita razón para criticar la tv actual.
    Sobre que si es pública tengo derecho a opinión porque pago por ella, pues sí. Pero rizando el rizo (y tan sólo para ver que el argumento no es tan sólido como parece), si me pongo a hacer cálculos sobre lo que pago de impuestos y lo que eso realmente puede repercutir en las arcas de TVE, mi opinión se quedaría en un porcentaje ridículo que casi ni se debería tener en cuenta. Quizás pienses que soy un bestia al hacer proporcional los impuestos-opinión tve, pero piensa que aun quedarían las obras públicas, subvenciones etcétera. Además, si has votado al partido que está en el gobierno ¿tendrías voto para quejarte? ¿y si no has votado a ese partido también?
    Igual con las privadas. Si hacen cosas malas, las puedo criticar con el mismo fundamento me afecten más o menos a mí. No me gustan los ejemplos estúpidos pero, si un compañero veo que suma 2+2=5, por mucho que no me afecte directamente, le podré decir que eso está mal. Ya sé que ese ejemplo es mucho más objetivo de lo que podrían ser los contenidos “buenos y malos “de los programas, pero no todo se basa en gustos. Y encima, cuando toda la gente comienza a sumar 2+2=5, da más miedo.
    Bye bye

Los comentarios están cerrados.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando es porque acepta de las mencionadas cookies y nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies